sábado, 18 de noviembre de 2017

Pensar en la muerte hace bien






Reflexionar sobre el fin del mundo y también sobre el fin de cada uno de nosotros. Es la invitación que la Iglesia hace a través del pasaje del Evangelio de San Lucas propuesto por la liturgia del día y sobre el cual reflexionó el Papa Francisco en su homilía de la Misa de este 17 de noviembre en Casa Santa Martha. La Iglesia, que es madre – dijo el Papa – quiere que cada uno de nosotros piense en la propia muerte. Todos nosotros estamos acostumbrados a la normalidad de la vida: horarios, obligaciones, trabajo, momentos de descanso… Y pensamos que será siempre así. Pero un día – prosiguió diciendo el Santo Padre – llegará la llamada de Jesús que nos dirá: “¡Ven!”

sábado, 11 de noviembre de 2017

No perder la capacidad de sentirse amado





Si se pierde la capacidad de sentirse amados, se pierde todo. Es la síntesis del concepto que expresó el Papa Francisco en su homilía de la Misa celebrada este 7 de noviembre en Casa Santa Martha. El Santo Padre reflexionó sobre el pasaje del Evangelio de San Lucas propuesto por la liturgia del día, en el que Jesús narra una parábola, sin explicaciones, para responder a uno de los comensales que le había dicho: “¡Bienaventurado el que tomará la comida en el Reino de Dios!” El Señor aconseja a quien debe invitar a alguien a su casa, que invite a quien no puede devolver la invitación.

sábado, 4 de noviembre de 2017

Ángelus del 01/11/2017





Al presidir este miércoles 1º. de noviembre, Solemnidad de Todos los Santos, el rezo del Ángelus, el Papa Francisco explicó que las bienaventuranzas no son para “superhombres” sino para todos nosotros y constituyen el “mapa” de la vida cristiana para la felicidad. Antes del rezo de la oración mariana en la Plaza de San Pedro, el Pontífice explicó que “los ingredientes para la vida feliz se llaman bienaventuranzas”. Hoy, dijo también el Papa Francisco, “es una fiesta de familia, de muchas personas sencillas y escondidas que en realidad ayudan a Dios a seguir adelante al mundo. ¡Y hay muchos también hoy! Hermanos y hermanas que ayudan a seguir adelante en el mundo”.

sábado, 28 de octubre de 2017

La conversión es cambiar el corazón






“Jesús nos llama a cambiar de vida, a cambiar de camino, nos llama a la conversión”. Y esto implica luchar contra el mal, también en nuestro corazón, “una lucha que no te da tranquilidad, pero que te da la paz”. Lo dijo el Papa Francisco en su homilía de la Misa en Casa Santa Martha este 26 de octubre. Inspirándose en el Evangelio del día que explica que éste es “el fuego” que Jesús trae a la tierra, un fuego que pide el cambio. Una “conversión – subrayó el Papa Francisco – que implica todo: cuerpo y alma, todo”.

sábado, 21 de octubre de 2017

Jesús pide coherencia de vida






Que el Señor nos dé la gracia de la “verdad interior”. Lo pidió el Papa en su homilía de la Misa de este 20 de octubre en Casa Santa Martha. Deteniéndose en la Carta de San Pablo a los Romanos, en la que el Apóstol exhorta a adherirse a Dios con un acto de fe, explicando en qué consiste el “verdadero perdón de Dios”, el Papa Francisco reafirmó que es “gratuito”, que viene “de su gracia”, “de su voluntad”. “Nuestras obras son la respuesta al amor gratuito de Dios, que nos ha justificado y que nos perdona siempre. Y nuestra santidad es, precisamente, recibir siempre este perdón”.

sábado, 14 de octubre de 2017

La cruz nos salva de la mundanidad




Sólo Cristo crucificado nos salvará de los demonios que nos hacen resbalar lentamente hacia la mundanidad, salvándonos también de la necedad, de la que habla San Pablo a los Gálatas, y de la seducción. Lo dijo el Papa Francisco en la homilía de este 13 de octubre en Santa Martha, reflexionando sobre el Evangelio de Lucas en que Jesús dice: “Si yo expulso a los demonios con el dedo de Dios, entonces ha llegado a ustedes el Reino de Dios”. El Pontífice exhortó después al examen de conciencia, a las obras de caridad, “esas que cuestan” pero que nos llevarán a estar más atentos y vigilantes para que no entren personajes “inteligentes”, o sea demonios.

sábado, 7 de octubre de 2017

La gracia de la vergüenza cura del pecado






“Justicia a Dios y a nosotros la deshonra en el rostro”. Con estas palabras el Profeta Baruc en la Primera Lectura propuesta por la liturgia del día se refiere a la desobediencia a la ley de Dios, es decir, al pecado y, al mismo tiempo, indica también cuál es el verdadero camino para pedir perdón. Se trata del hilo conductor de la homilía del Papa durante la Misa de este 6 de octubre en Casa Santa Martha. El Papa Francisco recorrió el texto litúrgico deteniéndose, ante todo, en la realidad del pecado que caracteriza a todos los hombres, y en la profecía de Baruc “sacerdotes, reyes, jefes y padres”.