sábado, 31 de diciembre de 2016

Sta MARÍA es madre de DIOS 2016







María, Madre de Dios, Santa
Solemnidad Litúrgica. 1 de enero

Primera fiesta mariana que apareció en la Iglesia occidental

En la octava de la Natividad del Señor y en el día de su Circuncisión. Los Padres del Concilio de Efeso la aclamaron como Theotokos, porque en ella la Palabra se hizo carne, y acampó entre los hombres el Hijo de Dios, príncipe de la paz, cuyo nombre está por encima de todo otro nombre.

Es el mejor de los comienzos posibles para el santoral. Abrir el año con la solemnidad de la Maternidad divina de María es el mejor principio como es también el mejor colofón. Ella está a la cabeza de todos los santos, es la mayor, la llena de Gracia por la bondad, sabiduría, amor y poder de Dios; ella es el culmen de toda posible fidelidad a Dios, amor humano en plenitud. No extraña el calificativo superlativo de "santísima" del pueblo entero cristiano y es que no hay en la lengua mayor potencia de expresión. Madre de Dios y también nuestra... y siempre atendida su oración.


domingo, 25 de diciembre de 2016

Es NAVIDAD 2016







¿Qué ofreceré al niño Jesús, verdadero Dios y verdadero hombre, como mi regalo de Nochebuena?


Lo dejaré nacer en el corazón preparándome con una buena confesión.

Viviré con fervor la Misa de Navidad para abrazar a Cristo hecho Carne en la Sagrada Eucaristía.

Recordaré con el ejemplo o los detalles que El Hijo de Dios se hizo hombre por amor al hombre.

Perdonaré y pediré perdón a aquella persona de la que me aleje por alguna razón.

Le hablaré a alguna persona, familiar o amigo del cual me he desinteresado.

Visitaré a algún familiar, amigo, conocido, vecino enfermo o que viva solo

Colaboración concreta y generosa en algún centro de acogida, asociación de bien.

La austeridad en el modo de vivir, cuidado de lo que uso y tengo

Viviré con especial alegría sabiendo que él es destructor del pecado y de la muerte

Promover todo lo que ayude a engendrar debidamente la vida, a cuidarla, a hacerla crecer

Todo mi ser está dispuesto a acompañarle en estas fiestas, no lo dejaré sólo.

sábado, 24 de diciembre de 2016

En NOCHE BUENA 2016








 El salmo nos hará repetir como profesión de fe gozosa: "Hoy nos ha nacido un Salvador: el Mesías, el Señor" Salmo 95. Por eso: «Cantad al Señor un cántico nuevo»; y el versículo del Aleluya será un eco anticipado del mensaje angélico: «Os anuncio una gran alegría». La causa de esta alegría es el nacimiento de Cristo. Pero, por encima del suceso que nos narra el evangelio, hemos de descubrir su contenido y hondura, con la ayuda del Espíritu de Sabiduría y de Entendimiento: en el niño que acaba de nacer, "la luz de la gloria brilló ante nuestros ojos» Prefacio, ya que el hijo de mujer, en quien «la naturaleza humana se ha unido a la de Dios» Oración sobre las ofrendas, es la luz que ha «iluminado esta noche santa», como hemos dicho en la oración Colecta. Así la fiesta de Navidad no es sólo la evocación de un acontecimiento pretérito, sino una actualización y presencia de su estar presente. En la Comunión, cantaremos: «La Palabra se hizo carne y hemos contemplado su gloria». En la Eucaristía, Cristo, nacido de la Virgen María, es el alimento de nuestro camino, para nuestra ascensión «penetrando con fe profunda este misterio y amándolo cada vez más entrañablemente» hasta llegar a gozar en el cielo el «esplendor de su gloria». Todo es un gran misterio, escondido en el arcano de Dios.

sábado, 10 de diciembre de 2016

Intenciones de oración del Papa de diciembre de 2016





El Video del Papa es una iniciativa global desarrollada por la Red Mundial de Oración del Papa (Apostolado de la Oración) para colaborar en la difusión de las intenciones mensuales del Santo Padre sobre los desafíos de la humanidad.

sábado, 3 de diciembre de 2016

“Oremos todos como una misma familia”

2016-11-30 Radio Vaticana

(RV).- “Comprometámonos a orar los unos por los otros para que las obras de misericordia corporales y espirituales se conviertan siempre más en el estilo de nuestra vida”, con estas palabras el Papa Francisco explicó en la Audiencia General del último miércoles de noviembre, el significado de dos Obras de Misericordia: rogar por vivos y difuntos y enterrar a los muertos.
Concluyendo su ciclo de catequesis sobre la misericordia en la Sagrada Escritura, el Obispo de Roma señaló que, “las catequesis terminan, pero la misericordia debe continuar. Agradezcamos al Señor por todo esto y conservémoslo en el corazón como consolación y fortaleza”.

Texto completo y audio de la catequesis del Papa Francisco

sábado, 19 de noviembre de 2016

Fiesta de Cristo Rey 2016






El trono de Cristo es el corazón del hombre

La solemnidad de Cristo Rey del Universo fue instituida por el papa Pío XI en 1925 quien, en un mundo que acababa de pasar por los horrores de la Gran Guerra y empezaba a levantar algunas banderas ideológicas, escribió su primera encíclica “Quas primas”, en la que proclama a Jesucristo como Rey del Universo.

Hoy suenan con vibrante elocuencia en toda la tierra aquellas palabras bronceas grabadas en el obelisco de Heliópolis, hincado en medio de la plaza de san Pedro: “Christus vincit, Christus regnat, Christus imperat”. Y, en este contexto, Cristo hoy desea sentarse en un trono: en nuestro corazón.

sábado, 12 de noviembre de 2016

Audiencia a las personas en situaciones de precariedad






El papa Francisco recibe en audiencia a la peregrinación jubilar procedente de toda Europa de personas en situación de precariedad organizado por la Asociación Hermano.

sábado, 5 de noviembre de 2016

Dios es juez de ‘misericordia y piedad’

El Santo Padre celebra una misa en sufragio por los obispos y cardenales fallecidos este año 


Misa por los cardenales difuntos (CTV)

(ZENIT – Ciudad del Vaticano).- El Santo Padre ha recordado que Dios será el juez de “nuestro recorrido terreno”, pero un juez cuyas características son “la misericordia y la piedad”. Así lo ha explicado en la misa celebrada esta mañana en la Basílica Vaticana en sufragio por los cardenales y los obispos fallecidos este año.
El mes de noviembre, que la piedad cristiana dedica al recuerdo de los fieles difuntos, suscita cada año en la comunidad eclesial “el pensamiento de la vida más allá de la muerte” y sobre todo “el pensamiento del encuentro definitivo con el Señor”, ha recordado el Santo Padre en la homilía. 
Asimismo, el Pontífice ha pedido encomendar los cardenales y obispos fallecidos “a la bondad misericordiosa del Padre” renovando el reconocimiento “por el testimonio cristiano y sacerdotal que nos han dejado”. Nada nos puede separar del amor de Cristo, ha recordado, ni tribulación, ni angustia, ni persecución, ni peligro, ni muerte, ni vida…
Los obispos y cardenales por los que se celebra hoy el sufragio –ha señalado el Pontífice– sabían bien que nuestras peregrinación terrena termina ante la casa del Padre celeste y que solo allí se encuentra “la meta, el descanso y la paz”. A esa casa nos conduce el Señor, “nuestro camino, verdad y vida”.
Por otro lado, ha explicado que el camino hacia la casa del Padre comienza, para cada uno de nosotros, “en el mismo día en el que abrimos los ojos a la luz y, mediante el bautismo, a la gracia”. Y una etapa importante de este camino para los sacerdotes y obispos, tal y como ha recordado el Papa, es el momento en el que pronuncian “aquí estoy” durante la ordenación sacerdotal. Desde este momento “estamos unidos a Cristo de forma especial, asociados a su sacerdocio ministerial”, ha precisado el Santo Padre.
Los cardenales y obispos “han sido pastores del rebaño de Cristo y, imitándole, se han gastado, donado y sacrificado por la salvación del pueblo encomendado”. Lo han santificado –ha añadido– mediante los sacramentos y lo han guiado en el camino de la salvación; llenos del poder del Espíritu Santo han anunciado el Evangelio; con amor paterno se han esforzado por amar a todos, especialmente a los pobres, los indefensos y necesitados de ayuda.
En el nombre del Dios de la misericordia y del perdón, “sus manos han bendecido y escuchado, sus palabras han consolado y secado lágrimas, su presencia ha testimoniado con elocuencia que la bondad de Dios es inagotable y su misericordia es infinita”. Algunos de ellos –ha asegurado– han sido llamados a dar testimonio del Evangelio de forma heroica, llevando pesadas tribulaciones.
Finalmente, el Santo Padre ha reconocido que a la luz del misterio pascual de Cristo, su muerte es “el ingreso a la plenitud de vida”. Y así ha indicado que en esta luz de fe “nos sentimos todavía más cerca de nuestros hermanos difuntos”. La muerte nos ha separado aparentemente, “pero el poder de Cristo y de su Espíritu nos une de forma aún más profunda”. Por eso “continuaremos a sentirles junto a nosotros en la comunión de los santos”. También nosotros –ha aseverado el Papa– esperamos con firme esperanza el día del encuentro cara a cara con el rostro luminoso y misericordioso del Padre.

sábado, 29 de octubre de 2016

Cáritas invita a orar por Siria junto con el Papa el 31 de octubre

El Santo Padre, en su viaje a Suecia, realizará una oración por la paz en este país, en guerra desde hace 6 años 


Oración por la paz en Siria - © Cáritas


(ZENIT – Roma).- El papa Francisco, en un encuentro que mantendrá el próximo 31 de octubre en la ciudad sueca de Malmo con los líderes luteranos con motivo de la conmemoración del 500 aniversario de la Reforma luterana en Suecia, realizará una oración por Siria, en el marco de la campaña impulsada por Cáritas Internationalis “Siria: la paz es posible”.
Tal y como informa Cáritas, en ese acto que tendrá lugar en el Malmo Arena y donde se espera la presencia de unas 10 mil personas, también se podrá escuchar el testimonio de Cáritas Siria en boca de su presidente, monseñor Antoine Audo, obispo de Alepo.
Caritas Internationalis está desarrollando actualmente la campaña Siria: la paz es posible [VER AQUÍ], para cuya difusión está disponible un amplio repertorio de materiales, como vídeos, historias, gráficos, fotos, carteles, oraciones y cartas de apoyo.
“Con 11 millones de personas desplazadas durante 6 años de guerra, poner fin al conflicto en Siria es posible”, asegura Cáritas. “Basta con que los Gobiernos apoyen el proceso de paz, incluyendo negociaciones incluyentes y la preservación de la diversidad como un elemento clave para una paz sostenible”, precisa.
Para Cáritas, “la oración es de vital importancia y supone una contribución incalculable para promover la paz”. Por eso, lanza una llamada universal a que todo el mundo ore en comunión con el Papa Francisco el próximo 31 de octubre por la paz en Siria.

sábado, 22 de octubre de 2016

“El diálogo es fundamental para encontrar la misericordia divina”

Lo indicó el Santo Padre en la penúltima de las audiencias de los sábados, en la plaza de San Pedro

Papa Francisco audiencia jubilar - CTV

(ZENIT – Ciudad del Vaticano).- El papa Francisco ha tenido hoy la penpenúltima audiencia mensual de los sábados con motivo del Jubileo de la Misericordia, Año santo que  concluye el próximo 20 de noviembre.
El Santo Padre entró en la plaza de San Pedro en el papamóvil recorriendo los corredores en donde casi cien mil personas le saludaban agitando pañuelos y demostrando su cariño. Francisco saludó a los presentes a medida que su vehículo avanzaba y bendijo en particular a varios niños.
En sus palabras en español el Pontífice recordó el Evangelio apenas leído, que narra el diálogo de la mujer Samaritana, con Jesús, quien entra progresivamente en su vida y le da la posibilidad de expresarse, de manera que “el diálogo entre ellos se revela como un acto fundamental para encontrar la misericordia divina”.
“El diálogo permite conocer, entender y acoger las exigencias de cada persona; es expresión de caridad para buscar el bien común; nos coloca delante del otro viéndolo como un don de Dios, que nos interpela y ayuda a humanizar nuestras relaciones y a superar los desacuerdos; nos da la ocasión para escucharnos recíprocamente y resolver los inconvenientes que se presentan” dijo.
“La Iglesia necesita –prosiguió Francisco– del diálogo para comprender las necesidades y anhelos que están en el corazón de los hombres y las mujeres de cada tiempo, y poder salir a su encuentro con una palabra de esperanza”. Porque “en este diálogo constante, la Iglesia descubre la verdad profunda de su misión en medio del mundo y contribuye a la construcción de la paz”.
Al concluir sus saludos se dirigió a los peregrinos de lengua española, en particular a los venidos de España y Latinoamérica. “Les invito a ser por medio del diálogo –les dijo el Papa– instrumentos que creen una red de respeto y fraternidad para derribar los muros de la división y de la incomprensión, y así crear puentes de comunicación para ser signos de la misericordia de Dios”.
En el día de la memoria litúrgica de san Juan Pablo II, se encontraban en las plazas varias delegaciones venidas desde Polonia y también las bandas y coros que participaron al ‘Jubileo de los coros’, además de fanfarrias de ciudades medioevales de Italia.

sábado, 15 de octubre de 2016

Francisco pide a los abuelos: ‘Testimonien los valores ante el mito de la apariencia’

Agradeció a las personas de la tercera edad por el ejemplo de amor, de entrega y de sabiduría

El Papa con los abuelos en el Aula Nervi (Fto. © Oss. Romano)


(ZENIT – Ciudad del Vaticano).- El papa Francisco recibió este sábado en el Vaticano en el marco de la Fiesta de los Abuelos, a más de siete mil representantes de la tercera edad, a los miembros de la Asociación Nacional de Trabajadores Ancianos y la Federación Senior Italia Feder Anziani.
Una jornada de oración y reflexión para las personas mayores de edad que tuvo su punto culminante en la audiencia en la Sala Nervi.
“La Iglesia mira a las personas mayores con afecto, gratitud y gran estima”, les dijo, porque “son parte esencial de la comunidad cristiana y de la sociedad y, en particular, representan las raíces y la memoria de un pueblo”.
“En un mundo como éste, donde a menudo -indicó el Santo Padre- se hace un mito de la fuerza y la apariencia les corresponde la misión de dar testimonio de los valores que realmente importan, y que permanecen para siempre, ya que están grabados en el corazón de cada ser humano y garantizados por la Palabra de Dios”.
“Precisamente como personas de la llamada tercera edad, ustedes o mejor dicho nosotros, porque yo también formo parte, estamos llamados a trabajar por el desarrollo de la cultura de la vida, dando testimonio de que cada etapa de la vida es un regalo de Dios y tiene su propia belleza y su importancia, aunque esté marcada por la fragilidad” añadió Francisco.
Les dijo que ellos son “una presencia importante, un tesoro precisos, indispensable para mirar hacia el futuro con esperanza y responsabilidad”. Además la “madurez y sabiduría acumuladas a lo largo de los años, pueden ayudar a los más jóvenes sosteniéndoles en el camino del crecimiento y de la apertura al porvenir en busca de su camino”. Esto porque “efectivamente los ancianos demuestran que, incluso en las pruebas más difíciles, nunca hay que perder la confianza en Dios y en un futuro mejor: son como los árboles que siguen dando frutos incluso bajo el peso de los años”.
Los abuelos disponen también de “su tiempo y talentos al servicio de los Por ejemplo en las parroquias, dedicándose al arreglo de las iglesias, a la catequesis, a la animación de la liturgia”.
Pero no solo en nuestras naciones, dijo el Santo Padre, ya que “en los países sometidos a persecuciones religiosas habían sido los abuelos los que habían transmitido la fe a las nuevas generaciones, llevando incluso a los niños a recibir el bautismo en clandestinidad”.
No olvidó a las personas mayores que siguen ayudando a los demás, a los enfermos que necesitan asistencia y dio gracias a Dios por esas personas y estructuras que se dedican a un servicio diario a las personas mayores, “para promover contextos humanos adecuados, en el que todos puedan vivir con dignidad esta importante etapa de sus vidas”.
Señaló así que las instituciones que albergan a los ancianos están llamadas a ser lugares de humanidad y atención amorosa donde los más débiles no son ni olvidados ni descuidados, sino visitados, recordados y defendidos como hermanos y hermanas.
También subrayó que tanto las instituciones como otro tipo de realidades sociales pueden hacer mucho para contribuir a que las personas mayores expresen sus capacidades al máximo, participen activamente en la sociedad y para que su dignidad sea siempre respetada. Pero para ello es necesario “contrarrestar la cultura nociva del descarte que margina a los ancianos considerándolos improductivos. Los responsables públicos, las realidades culturales, educativas y religiosas, así como todas las personas de buena voluntad, están llamados a comprometerse en la construcción de una sociedad cada vez más acogedora e inclusiva”.
El Papa insistió en la oposición a la cultura del descarte ¡Esto del descarte es muy feo!”, dijo. Y narró a los presentes un episodio que le contaba su abuela sobre una familia en la que cuando el abuelo empezó a tener problemas para comer y se le caían los alimentos, el padre le hizo una mesa para que comiera solo en la cocina. Pocos días después al volver a casa encontró a uno de sus hijos jugando con trozos de madera. Cuando le preguntó que hacía, el niño le contestó que era una mesita para que cuando el (el padre) fuera también viejo pudiera comer solo en la cocina”.
“¡No hay que dejar que esta cultura del descarte se imponga! Porque es necesaria una cultura siempre inclusiva”.
El Santo Padre abordó también el tema de la unión entre generaciones porque, el futuro de un pueblo requiere el encuentro entre jóvenes y mayores. Y mientras los jóvenes son la vitalidad de un pueblo en el camino, los ancianos refuerzan esta vitalidad con la memoria y la sabiduría.
El Pontífice además le hizo una invitación a los presentes: “Hablen con los nietos, dejen que les hagan preguntas…” también “para trasmitirles vuestra sabiduría”.
Francisco les confió a los presentes que le hace bien leer cuando María y José llevaron al Niño Jesús, que tenía 40 días, al Templo y allí encontraron a los abuelos Simeón y Ana.
“Queridos abuelos y queridas abuelas –concluyó el Santo Padre– gracias por vuestro ejemplo de amor, de entrega y de sabiduría”. Y les invitó a seguir “dando testimonio de estos valores con valentía. Que no falten en la sociedad ni vuestra sonrisa ni la hermosa luminosidad de vuestros ojos. ¡Que la sociedad los vea! Yo les acompaño con mi oración y ustedes no se olviden de rezar por mí”.
Antes de bendecirles les pidió que recen con él a Santa Ana, la abuela de Jesús, en silencio, “para que nos enseñe a ser abuelos buenos y sabios”.

sábado, 8 de octubre de 2016

Video mensaje a los participantes del Jubileo extraordinario de la Misericordia






Papa Francisco envió un video mensaje a los participantes del Jubileo extraordinario de la Misericordia en el continente americano que se lleva a cabo en Bogotá del 27 al 30 de agosto. Se trata de uno de los videos mensajes más largos que ha hecho Papa Francisco durante su pontificado y en el que incide en varias ideas siempre relacionadas con la misericordia.

sábado, 1 de octubre de 2016

El Papa en la misa en Georgia: ‘Abramos la puerta al Señor para que nos dé su consuelo’

En el segundo y último día de su viaje apostólico celebró la misa ante miles de personas reunidas en el estadio de Meskhi

Misa del Papa en el estadio de Meskhi en Georgia

(ZENIT – Roma).- Con la santa misa en el estadio M. Meskhi, inició el segundo y último día del papa Francisco en Georgia, viaje que proseguirá mañana en Azerbaiyán.
El altar estaba ubicado en una construcción realizada dentro del estadio, la cual tenía un crucifijo puesto sobre el fondo con el logo de la visita del viaje del Santo Padre a Georgia. Y a uno de los lados se encontraba una imagen la Virgen de la piedad, teniendo en sus brazos el cuerpo de Jesús bajado de la cruz.
El Santo Padre que presidió la misa en latín, vestía paramentos blancos con cruces bordadas color dorado y llevaba el palio. Con él concelebraron las autoridades religiosas del país, así como los obispos caldeos, rito que cuenta unos diez mil fieles en Georgia.
La misa contó también con la presencia de unos 13 obispos caldeos que viajaron a Georgia procedentes de Tiflis, en donde tuvieron un sínodo, para estar durante la visita del Pontífice. Estuvieron también muchos fieles ortodoxos, como más de la mitad del coro, o el presidente y su esposa, aunque no una delegación oficial de la Iglesia ortodoxa.
En esta mañana de sol, los varios miles de fieles que se encontraban allí usando gorros y pañuelos blancos o amarillos siguieron la misa con atención y recogimiento.El papa Francisco leyó su homilía en italiano y después cada párrafo un traductor lo transmitía en georgiano.
“Como una madre toma sobre sí el peso y el cansancio de sus hijos, así quiere Dios cargar con nuestros pecados e inquietudes”, recordó, “porque, más allá del mal que podemos hacer, somos siempre sus hijos”
Indicó que “el consuelo que necesitamos, en medio de las vicisitudes turbulentas de la vida, es la presencia de Dios en el corazón” y para ello “tenemos que dejar que el Señor entre en nuestra vida”, o sea “abrirle la puerta y no dejarlo fuera”.
Añadió que “la Iglesia es la casa del consuelo” en invitó a preguntarse “¿soy portador del consuelo de Dios? ¿Sé acoger al otro como huésped y consolar a quien veo cansado y desilusionado?”
Pero hay una condición fundamental para recibir el consuelo de Dios, ha indicado Francisco: “hacerse pequeños como niños”, sin necesidad de acumular honores y prestigios,
“Los niños, que no tienen problemas para comprender a Dios, tienen mucho que enseñarnos”, dijo el Santo Padre y debemos recordar que no somos “no dueños de la vida, sino hijos del Padre; no adultos autónomos y autosuficientes, sino niños que necesitan ser siempre llevados en brazos, recibir amor y perdón”.
“Dichosos los pastores que no se apuntan a la lógica del éxito mundano, sino que siguen la ley del amor: la acogida, la escucha y el servicio” señaló Francisco. Y añadió: “Dichosa la Iglesia que no cede a los criterios del funcionalismo y de la eficiencia organizativa y no presta atención a su imagen”.
“Pequeño y amado rebaño de Georgia, que tanto te dedicas a la caridad y a la formación, acoge el aliento que te infunde el Buen Pastor, confíate a Aquel que te lleva sobre sus hombros y te consuela”, concluyó el Papa, y resumió estas ideas con algunas palabras de santa Teresa del Niño Jesús, de quien hoy es la fiesta, ente ellas: ‘Jesús no pide grandes hazañas, sino únicamente abandono y gratitud’.

(Leer el texto completo de la homilía)

sábado, 24 de septiembre de 2016

"La vanidad es la osteoporosis del alma"

2016-09-22 Radio Vaticana

 


 
(RV).- “La vanidad es enmascarar la propia vida. Y esto enferma el alma, porque enmascara la propia vida para aparentar, para fingir”, lo dijo el Papa Francisco en su homilía de la misa matutina celebrada en la capilla de la Casa de Santa Marta.
Dos inquietudes
El Evangelio del día presenta al rey Herodes inquieto porque, después de haber asesinado a Juan Bautista, ahora se siente amenazado por Jesús, dijo el Obispo de Roma. Estaba preocupado como el padre, Herodes el Grande, después de la visita de los Reyes Magos. “Existe en nuestra alma – afirmó el Papa – la posibilidad de tener dos inquietudes: una buena, que es la inquietud que nos da el Espíritu Santo y hace que el alma esté inquieta para hacer cosas buenas”, y existe – agregó el Pontífice – “la mala inquietud, esa que nace de una conciencia sucia”. Y los dos Herodes resolvían sus inquietudes matando, iban adelante pasando “sobre los cadáveres de la gente”:
“Esta gente que ha hecho tanto mal, que hace del mal y tiene la conciencia sucia y no puede vivir en paz, porque vive con una irritación continua, en una urticaria que no lo deja en paz… Esta gente he hecho del mal, pero el mal tiene siempre la misma raíz, cualquier mal: la codicia, la vanidad y el orgullo. Y los tres no te dejan la conciencia en paz; estos tres no dejan entrar la sana inquietud del Espíritu Santo, sino te llevan a vivir así: inquietos, con miedo. Codicia, vanidad y orgullo son las raíces de todos los males”.

La vanidad, osteoporosis del alma

La primera Lectura del día es del libro de Eclesiastés aborda el personaje de Cohélet y habla de la vanidad:
“La vanidad que nos infla. La vanidad que no tiene larga vida, porque es como una burbuja de jabón. La vanidad que no nos da una verdadera ganancia. ¿Qué ganancia obtiene el hombre por toda la fatiga con la cual se abruma? Se preocupa por aparentar, por fingir, por parecer. Esta es la vanidad. Si queremos podemos decir simplemente: ‘La vanidad es enmascarar la propia vida. Y esto enferma al alma, porque enmascara la propia vida para aparentar, para aparecer, y todas las cosas que hace son para fingir, por vanidad, pero al final ¿Qué cosa gana? La vanidad es como una osteoporosis del alma: los huesos desde afuera parecen buenos, pero dentro están todos corroídos. La vanidad nos lleva al engaño”.

La apariencia, pero la verdad es otra

Como los farsantes “marcan las cartas” para ganar – señaló el Papa – y luego “esta victoria es aparente, no es verdadera. Esta es la vanidad: vivir para fingir, vivir para aparentar, vivir para aparecer. Y esto inquieta al alma”. San Bernardo – recuerda el Pontífice – dice una palabra fuerte a los vanidosos. “Piensa en aquello que tú serás. Serás alimento de los gusanos. Y todo este enmascarar la vida es una mentira, porque te comerán los gusanos y no serás nada”. Pero, ¿Dónde está la fuerza de la vanidad? Animados por la soberbia hacia a las maldades, no permite una equivocación, no permite que se vea un error, cubre todo, todo se cubre:
“Cuanta gente conocemos nosotros que aparenta… ¡Pero qué buena persona! Va a Misa todos los domingos. Da grandes ofrendas a la Iglesia. Esto es lo que se ve, pero la osteoporosis es la corrupción que tienen dentro. Existe gente así – pero también ¡hay gente santa! – que hace esto. La vanidad es esto: te hace parecer con un rostro de ‘estampita’ y luego tu verdad es otra. Y ¿Dónde está nuestra fuerza y la seguridad, nuestro refugio? Lo hemos leído en el salmo: ‘Señor tú has sido para nosotros un refugio de generación en generación’. ¿Por qué? Y antes del Evangelio hemos recordado las palabras de Jesús: ‘Yo soy el camino, la verdad y la vida’. Esta es la verdad, no la máscara de la vanidad. Que el Señor nos libere de estas tres raíces de todos los males: la codicia, la vanidad y el orgullo. Pero sobre todo de la vanidad, que nos hace mucho mal”.

(Renato Martinez – Radio Vaticano)

(from Vatican Radio)

sábado, 17 de septiembre de 2016

“Aprendamos de Jesús que cosa significa vivir de misericordia”

2016-09-14 Radio Vaticana

(RV).- “Vivir de misericordia para ser instrumentos de misericordia: es vivir de misericordia, es sentirse necesitados de la misericordia de Jesús, aprendamos a ser misericordiosos con los demás”, con estas palabras el Papa Francisco explicó en la Audiencia General del segundo miércoles de septiembre, lo que significa vivir de misericordia.
Continuando su ciclo de catequesis sobre la misericordia en la Sagrada Escritura, el Obispo de Roma reflexionó sobre el pasaje del Evangelio de San Mateo (Mt 11,28-30), en el cual Jesús llama a los pobres y oprimidos, un pasaje conmovedor del Evangelio dijo el Papa: «Vengan a mí todos los que están afligidos y agobiados, y yo los aliviaré. […] Aprendan de mí, porque soy paciente y humilde de corazón, y así encontrarán alivio». La invitación del Señor es sorprendente, resaltó el Pontífice: llama a seguirlo a personas sencillas y oprimidas por una vida difícil, llama a seguirlo a personas que tienen muchas necesidades y les promete que en Él encontraran descanso y alivio. La invitación es dirigida en forma imperativa: «vengan a mí», «tomen mi yugo», y «aprendan de mí».

 
Texto y audio completo de la catequesis del Papa Francisco

sábado, 10 de septiembre de 2016

Evangelizar no es hacer proselitismo ni presumir

En la homilía de este viernes, el Santo Padre recuerda que evangelizar es dar gratis lo que Dios me ha dado gratis

Misa en Santa Marta --Osservatore Romano

(ZENIT – Ciudad del Vaticano).- No reducir la evangelización al funcionalismo ni tampoco a un simple ‘paseo’. Es la petición realizada por el papa Francisco en la homilía de esta mañana en Santa Marta. De este modo, el Pontífice ha subrayado la importancia que debe asumir el testimonio en la vida de los cristianos, advirtiendo de la tentación de proselitismo y de convencer con la fuerza de las palabras.
El Santo Padre hace referencia a la Primera Lectura, de san Pablo a los Corintios, para preguntarse qué significa dar testimonio. De forma especial el Papa se ha detenido en el hecho de que evangelizar no significa reducirlo “a una función”.
Lamentablemente, ha advertido el Santo Padre, se ven cristianos que viven el servicio como una función. Laicos y sacerdotes que presumen de lo que hacen. Así, Francisco ha recordado que “evangelizar no es hacer proselitismo”. Es decir, “ni hacer el paseo, ni reducir el Evangelio a una función ni hacer proselitismo: esto no es evangelizar”. De este modo ha observado que Pablo dice que evangelizar es para él una necesidad “que se le impone”. Y ha añadido que un cristiano tiene la obligación, pero con esta fuerza, como una necesidad de llevar el nombre de Jesús, pero desde el propio corazón.
El Papa ha proseguido que anunciar el Evangelio no puede ser un presumir sino “una obligación”. Y el estilo debe ser “hacerse todo a todos”. El estilo es “ir y compartir la vida de los otros, acompañar; acompañar en el camino de la fe, hacer crecer en el camino de la fe”.
En esta línea, el Pontífice ha asegurado que debemos ponernos en la condición del otro: “Si él está enfermo, acercarme, no agobiarlo con argumentos”, “ser cercano, asistirlo, ayudarlo”. Se evangeliza “con esta actitud de misericordia: hacerse todo a todos. Es el testimonio que lleva la Palabra”, ha precisado.
El Papa ha hecho referencia a una pregunta que le hizo un joven en la JMJ de Cracovia, “qué decir a un amigo ateo”. A lo que Francisco respondió: “la última cosa que tienes que hacer es decir algo. Comienza por hacer y él verá lo que haces y te preguntará”.
Asimismo, el Pontífice ha explicado que evangelizar es dar este testimonio: yo vivo así porque creo en Jesucristo. Y esto, reconoce el Papa, despierta curiosidad en la gente.
Por otro lado ha querido recordar que evangelizar es algo que se hace gratuitamente, “porque nosotros hemos recibido gratuitamente el Evangelio”, “la gracia, la salvación, no se compra y tampoco se vende: es gratis. Y gratis debemos darla”.
El Santo Padre ha querido mencionar a San Pedro Claver, del que hoy se celebra la memoria. Un misionero que “se fue a anunciar el evangelio”. Quizá, ha añadido, “él pensaba que su futuro era predicar: en su futuro el Señor le pidió estar cerca, junto a los descartados de aquel tiempo, a los esclavos, los negros, que llegaban allí, desde África, para ser vendidos”.
En esta línea, ha observado que “este hombre no dio un paseo, diciendo que evangelizada”, “no ha reducido la evangelización a un funcionalismo y tampoco a un proselitismo”. Sin embargo “anunció a Jesucristo con los gestos, hablando a los esclavos, viviendo con ellos, viviendo como ellos”. Y como él en la Iglesia “hay muchos”.
Finalmente ha querido recordar que todos nosotros “tenemos la obligación de evangelizar”, viviendo la fe, hablando con mansedumbre, amor, sin querer convencer a nadie, pero gratuitamente. “Es dar gratis lo que Dios me ha dado gratis”, eso es evangelizar.

sábado, 3 de septiembre de 2016

Catequesis para los operadores de misericordia




Catequesis del papa Francisco para los operadores de misericordia en el Jubileo de los operadores y voluntarios de misericordia.

domingo, 28 de agosto de 2016

Video-mensaje de Francisco por el Jubileo del continente americano: "Fui misericordiado"

2016-08-27 Radio Vaticana

(RV).- “Pastores que sepan tratar y no maltratar”, “el Alzheimer espiritual” o el hecho de ser “misericordiado”, fueron algunos de los términos que utilizó Papa Francisco en el video mensaje dirigido a los participantes del Jubileo extraordinario de la Misericordia en el continente americano que se lleva a cabo en Bogotá del 27 al 30 de agosto. Se trata de uno de los videos mensajes más largos que ha hecho Papa Francisco durante su pontificado y en el que incide en varias ideas siempre relacionadas con la misericordia.
El Obispo de Roma recuerda la palabra del apóstol Pablo en su carta a Timoteo (1 Tm, 1,12-16a), donde resalta como Pablo utiliza la voz pasiva, el “fui misericordiado”. “La pasiva lo deja a Pablo en situación de receptor de la acción de otro, él no hace nada más que dejarse misericordiar. El aoristo del original nos recuerda que en él esa experiencia aconteció en un momento puntual que recuerda, agradece, festeja”, dice Francisco.
Pero advierte a su vez que “cuando nos olvidamos cómo el Señor nos ha tratado, cuando comenzamos a juzgar y a dividir la sociedad”, llegamos al Alzheimer espiritual. “Nos invade una lógica separatista que sin darnos cuenta nos lleva a fracturar más nuestra realidad social y comunitaria. Fracturamos el presente construyendo «bandos». Está el bando de los buenos y el de los malos, el de los santos y el de los pecadores. Esta pérdida de memoria, nos va haciendo olvidar la realidad más rica que tenemos y la doctrina más clara a ser defendida”.
En su video mensaje el Santo Padre pregunta a los participantes del Jubileo del continente americano si en nuestras catequesis, en nuestros seminarios “enseñamos a los seminaristas el camino de tratar con misericordia”. “En esto se juega nuestra acción misionera, nuestros planes pastorales. En esto se juegan nuestras reuniones de presbiterios e inclusive nuestra forma de hacer teología: en aprender a tener un trato de misericordia, una forma de vincularnos que día a día tenemos que pedir —porque es una gracia—, que día a día somos invitados a aprender”.
Finalmente Papa Francisco detalla que este encuentro que ha sido organizado conjuntamente por la Comisión Pontificia para América Latina (CAL) y el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), en colaboración con los episcopados de Estados Unidos y Canadá, “no es un congreso, un meeting, un seminario o una conferencia, es una celebración: fuimos invitados a celebrar el trato de Dios con cada uno de nosotros y con su Pueblo”.

(MZ-RV)

Texto y audio del video-mensaje del Santo Padre Francisco:


sábado, 20 de agosto de 2016

Audiencia General 2016.08.17





Cada semana, con ocasión de la audiencia general del miércoles, el Papa imparte la catequesis a grupos de fieles y peregrinos.

sábado, 13 de agosto de 2016

Las divisiones entre los cristianos son un escándalo





Con gran recogimiento se celebró la solemne Divina Liturgia, en Etchmiadzin. Ante miles de personas, entre apostólicos y católicos, el Papa Francisco agradeció al Catholicós Karekin II y destacó su alegría por estar juntos como hermanos, rezar y compartir «esperanzas y preocupaciones de la Iglesia de Cristo», que debería tener un solo corazón y que aún está marcada por la división. «Surja en todos un fuerte anhelo de unidad, que no quiere decir sumisión, sino acogida de los dones que Dios ha dado a cada uno para manifestar al mundo entero el gran misterio de la salvación con Cristo Señor, por medio del Espíritu Santo. Escuchando la voz de los humildes y de los pobres, de las víctimas del odio, que su ...

sábado, 6 de agosto de 2016

Visita a la Porciúncula en Santa María de los Ángeles




El papa visita la antigua iglesia de la Porciúncula, lugar de las etapas principales de la experiencia espiritual de San Francisco de Asís en el VIII Centenario del Perdón de Asís.

sábado, 9 de abril de 2016

El Papa pide «discernimiento» con los divorciados vueltos a casar y valorar también su «conciencia»



El punto más esperado de la exhortación apostólica postsinodal Amoris Laetitia, dada a conocer este viernes por la Santa Sede, era el relativo a la decisión que finalmente adoptaría el Papa sobre la admisión al sacramento de la Eucaristía de personas casadas por la Iglesia y que posteriormente mantienen una relación de adulterio objetivo con otra persona.

Francisco mantiene una línea continuista con la Relación postsinodal, citada con abundancia en el texto, e insiste en la necesidad del "discernimiento" a la hora de la pastoral con las personas en esta situación.

El Papa consagra a esta cuestión el capítulo octavo: Acompañar, discernir e integrar la fragilidad, y en particular el epígrafe Discernimiento de las situaciones llamadas "irregulares". En ningún momento este capítulo hace referencia de forma específica a la admisión a la Eucaristia.

El Papa cita, y por tanto hace suyas ("acojo las consideraciones de muchos Padres sinodales", dice), las palabras de la Relatio, en el sentido de que estos "bautizados que se han divorciado y se han vuelto a casar civilmente deben ser más integrados en la comunidad cristiana en las diversas formas posibles, evitando cualquier ocasión de escándalo.... Su participación puede expresarse en diferentes servicios eclesiales: es necesario, por ello, discernir cuáles de las diversas formas de exclusión actualmente practicadas en el ámbito litúrgico, pastoral, educativo e institucional pueden ser superadas. Ellos no sólo no tienen que sentirse excomulgados, sino que pueden vivir y madurar como miembros vivos de la Iglesia, sintiéndola como una madre que les acoge siempre, los cuida con afecto y los anima en el camino de la vida y del Evangelio" (n. 299).

El Papa, que poco antes ha distinguido entre una inexistente "gradualidad de la ley" y una necesaria "gradualidad en la pastoral", afirma que "los divorciados en nueva unión.. pueden encontrarse en situaciones muy diferentes, que no han de ser catalogadas o encerradas en afirmaciones demasiado rígidas sin dejar lugar a un adecuado discernimiento personal" (n. 298).

Por tanto, "si se tiene en cuenta la innumerable diversidad de situaciones concretas... puede comprenderse que no debía esperarse del Sínodo o de esta Exhortación una nueva normativa general de tipo canónica, aplicable a todos los casos", e insiste en que "sólo cabe un nuevo aliento a un responsable discernimiento personal y pastoral de los casos particulares, que debería reconocer que, puesto que «el grado de responsabilidad no es igual en todos los casos», las consecuencias o efectos de una norma no necesariamente deben ser siempre las mismas" (n. 300).

Posteriormente el Papa introduce un nuevo matiz: "A partir del reconocimiento del peso de los condicionamientos concretos, podemos agregar que la conciencia de las personas debe ser mejor incorporada en la praxis de la Iglesia en algunas situaciones que no realizan objetivamente nuestra concepción del matrimonio" (n. 303).

Pero eso no puede ser convertido en norma general porque "ello no sólo daría lugar a una casuística insoportable, sino que pondría en riesgo los valores que se deben preservar con especial cuidado" (n. 304).

La única referencia en toda esta parte a la Eucaristía está en una nota al pie: "A causa de los condicionamientos o factores atenuantes, es posible que, en medio de una situación objetiva de pecado —que no sea subjetivamente culpable o que no lo sea de modo pleno— se pueda vivir en gracia de Dios, se pueda amar, y también se pueda crecer en la vida de la gracia y la caridad, recibiendo para ello la ayuda de la Iglesia" (n. 305).

Y aquí Francisco añade en la nota 351: "En ciertos casos, podría ser también la ayuda de los sacramentos. Por eso, «a los sacerdotes les recuerdo que el confesionario no debe ser una sala de torturas sino el lugar de la misericordia del Señor»", una cita de la exhortación apostólica Evangelii gaudium a la que añade esta otra del mismo documento: "Igualmente destaco que la Eucaristía «no es un premio para los perfectos sino un generoso remedio y un alimento para los débiles»".


8 abril 2016

sábado, 2 de abril de 2016

La Resurrección de Cristo 2016





Día 27 Domingo de Pascua de Resurrección

En distintos momentos advierte Jesús que aceptar su doctrina reclama la virtud de la fe por parte de sus discípulos. Lo recuerda de modo especial a sus Apóstoles; a aquellos que escogió para que, siguiéndole más de cerca todos los días, vivieran para difundir su doctrina. Serían responsables de esa tarea, de modo especial, a partir de su Ascensión a los cielos, a partir del momento en que ya no le vería la gente, ni ellos contarían con su presencia física, ni con sus palabras, ni con la fuerza persuasiva de sus milagros. Metidos de lleno en la Pascua –tiempo de alegría porque consideramos la vida gloriosa a la que Dios nos ha destinado–, meditamos en la virtud de la fe, le decimos al Señor como los Apóstoles: auméntanos la fe: concédenos un convencimiento firme, inmutable de tu presencia entre nosotros y, por ello, de tu victoria, por el auxilio que nos has prometido. Que nos apoyemos en tu palabra, Señor, ya que son las tuyas palabras de vida eterna. Así lo declaró Pedro, cabeza de los Apóstoles, cuando bastantes dudaron y se alejaron: ¿A quién iremos? –afirmó, en cambio, el Príncipe de los Apóstoles– Tú tienes palabras de vida eterna. A poco de haber convivido con Jesús, todos comprendían que merecía un asentimiento de fe. Si tuvierais fe... Creed..., les animaba el Señor. Era necesario, sin embargo, afirmar su enseñanza expresamente, recordarla y establecerla como criterio básico de comportamiento. Era fundamental tener muy claro que si podían estar seguros, al declarar su doctrina infalible e inefable, era por ser doctrina de Jesucristo: el Hijo de Dios encarnado. Todos fueron testigos de los mismos milagros y escucharon las mismas palabras, con idéntica autoridad, con el mismo afán de entrega por todos; y, sin embargo, solamente Pedro es capaz de confesar expresamente la fe que Jesús merece: ¿A quién iremos?. Tú tienes palabras de vida eterna, declara el Apóstol y Jesús confirma. Y lo que es de Dios, es para siempre: el Cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán, nos aseguró.

sábado, 26 de marzo de 2016

Vigilia Pascual El Pregón Pascual 2016





El Pregón Pascual o Exultet
Liturgia de la Misa
Partitura y canto del Pregón Pascual que se canta la noche de la vigilia pascual.
Por: P. Agustín Ambrosini | Fuente: IVE Instituto del Verbo Encarnado
En preparación del Pregón Pascual
El Pregón Pascual o Exultet, que se canta la noche de la vigilia pascual, ha de ser uno de los himnos más hermosos y emotivos de toda la liturgia romana pues canta el triunfo definitivo de Cristo sobre el pecado y sobre la muerte, el triunfo de la luz del Salvador sobre las tinieblas que parecían haber vencido al rey de la vida. Cuenta además con la fuerza de una tradición antigua ya que se encuentran testimonios de su existencia desde el mismo siglo IV.

sábado, 19 de marzo de 2016

El amor no son sólo palabras, sino obras y servicio





En la tercera audiencia jubilar del año, el Papa Francisco reflexionó sobre la relación entre misericordia y servicio, a partir del pasaje de Juan que narra el episodio del lavatorio de los pies. Un gesto “inesperado” de Jesús, poco antes de su muerte y resurrección, que quedó grabado en la memoria de los apóstoles, y que ha querido revelar el modo de actuar de Dios e indicar el camino a seguir para vivir la fe y dar testimonio: no palabras, sino hechos, no un sentimiento efímero sino el saber donarse hasta el final, comenzando por inclinarse con humildad sobre la miseria de otros: "El amor se concreta en el servicio humilde, hecho en el silencio y en lo escondido. Este se manifiesta también cuando p ...

sábado, 12 de marzo de 2016

Intenciones del Papa para marzo





Publicado el 10 mar. 2016
Marzo 2016. El Video del Papa: Por los niños y las familias en dificultad. Por la Red Mundial de Oración del Papa (Apostolado de la Oración - http://www.apmej.org).

sábado, 5 de marzo de 2016

“Misericordia y compromiso de vida son testimonio de nuestra fe en Cristo”



 “En Jesús, Dios se ha comprometido completamente para restituir esperanza a los pobres, a cuantos estaban privados de dignidad, a los extranjeros, a los enfermos, a los prisioneros, y a los pecadores que acogía con bondad. En todo esto, Jesús era expresión viviente de la misericordia del Padre”, lo dijo el Papa Francisco en su catequesis de la Audiencia Jubilar de la Misericordia, del 20 de febrero.

sábado, 27 de febrero de 2016

«Llamados a ser testigos de este amor en el mundo»











 El Obispo de Roma destacó la importancia, siempre actual para el camino de la Iglesia, de la primera encíclica de su amado Predecesor Benedicto XVI, al recibir a los participantes en el Congreso Internacional sobre el tema: «La caridad no pasará jamás (1 Co 13,8). Perspectivas a los 10 años de la encíclica Deus caritas est», organizado por el Consejo pontificio Cor Unum. Los cristianos estamos «llamados a ser testigos de este amor en el mundo», dijo una vez más el Papa, tras señalar que «caridad y misericordia están tan estrechamente vinculadas porque son el modo de ser y de actuar de Dios: su identidad y su nombre».

sábado, 20 de febrero de 2016

Dios despierta la esperanza de los últimos





Un momento muy esperado y fuertemente querido. El Papa Francisco ha cruzado los ojos de la Virgen de Guadalupe, que custodia las miradas de aquellos que la contemplan, refleja el rostro de quienes la visitan. En la Basílica, precisamente en el camarín donde es custodiada la venerada imagen de la Morenita, el Pontífice se detuvo en oración, en un silencio vibrante y reverente.
A los pies de la Virgen que en el diciembre del 1531 despertó la esperanza del indio Juan Diego y de su pueblo, el Papa Bergoglio puso los afanes y dolores de los desplazados, de los emarginados, de las madres, padres y abuelos “que han visto sus hijos partir, los han visto perderse o incluso ser arrebatados por la criminalidad ...

domingo, 14 de febrero de 2016

Homilía del Papa Francisco de la Misa de la Basílica de Guadalupe





Publicado el 13 feb. 2016
El Papa Francisco llegó al Santuario de la Virgen de Guadalupe en el cerro del Tepeyac, conocido como “La Villa”, y pronunció esta emotiva homilía ante las miles de personas que asistieron al lugar.

sábado, 6 de febrero de 2016

Los pobres son el centro del Evangelio







«Evangelizar a los pobres: ésta es la misión de Jesús, según lo que Él dice: es la misión de la Iglesia y de todo bautizado en la Iglesia. Ser cristiano y ser misionero es lo mismo. Anunciar el Evangelio con la palabra y la vida es la finalidad principal de la comunidad cristiana y de todos sus miembros. Jesús dirige la Buena Nueva a todos, sin excluir a nadie, aún más, privilegia a los alejados, a los que sufren, a los enfermos a los descartados de la sociedad».
El Papa Francisco reiteró la misión de la Iglesia con las enseñanzas de Jesús: «testimoniar concretamente la misericordia que Cristo nos ha donado». El Hijo de Dios iba a las sinagogas, a las casas, salía a la calle para predicar y enseñar. ...

sábado, 30 de enero de 2016

El Papa cruza la puerta santa de San Pablo Extramuros con un ortodoxo y un anglicano




25 de enero, 2016. Presidió las vísperas que concluyen la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos.


sábado, 23 de enero de 2016

El santuario es la casa del perdón



''Ir en peregrinación a los santuarios es una de las expresiones más elocuentes de la fe del pueblo de Dios... Esta religiosidad popular es una forma auténtica de evangelización que necesita siempre ser promovida y valorizada sin minimizar su importancia'', dijo el Papa Francisco recibiendo el jueves en el Aula Pablo VI a tres mil participantes en el jubileo de los responsables de las peregrinaciones y de los rectores de santuarios. ''Sería un error pensar que los que van en peregrinación viven una espiritualidad que no es personal sino de ''masa'', cuando en realidad el peregrino lleva consigo su propia historia, su propia fe, las luces y sombras de su vida -continuó el Pontífice-. Cada uno lleva e ...

sábado, 9 de enero de 2016

Intenciones de oración del Papa de enero de 2016





Publicado el 6 ene. 2016
El Video del Papa es una iniciativa global desarrollada por la Red Mundial de Oración del Papa (Apostolado de la Oración) para colaborar en la difusión de las intenciones mensuales del Santo Padre sobre los desafíos de la humanidad.

sábado, 2 de enero de 2016

En la Noche Buena 2015




 Hoy como hace más de dos mil años, Cristo viene a nacer a nuestro corazón. Él, como dice el evangelio, cumple su promesa, mostrándonos su misericordia, para sacarnos de las tinieblas en que vivimos y guiarnos por el camino de la paz. Él viene para ser luz y para dar paz. Él es la estrella que brilla en medio de la oscuridad de nuestro caminar por esta vida. Pero para encontrar esa luz, debemos apagar todo lo que nos impide ver la estrella de Belén que nos guía a Él. Y para encontrar esa paz, debemos salir del barullo y ruido de la ciudad, para encontrarlo en una cueva.

En la Navidad todo mundo sabe que hay alegría y fiesta, pero no todos saben el motivo. Muchas veces escuchamos y decimos: "¡Feliz Navidad!” a toda persona que nos encontramos; pero algunas veces nos olvidamos de felicitar al festejado. La Navidad es un tiempo de amor, gozo y paz. Pero no debemos perder de vista que la gran alegría, noticia y don, es que Dios se hizo hombre por nosotros. En esta Navidad, recordemos al Recién Nacido y con los pastores, ofrezcámosle lo mejor que tenemos.